Escuela de Enfermería ´Salus Infirmorum´

2001 - 2005

Calle Ancha, 29
Cádiz

Promotor

Asociación Nuestra Señora Salus Infirmorum



La casa objeto de la intervención es una casa-palacio barroca del siglo XVIII que se construye tras el desarrollo de la ciudad burguesa a mediados del XVII, en la configuración de la actual calle Ancha sobre el camino desde el centro de la ciudad hacia el pozo de la Jara, próximo a la actual plaza de San Antonio.


“Casa calle Ancha, hoy del Duque de Tetuán número setenta y tres antiguo y veinte y nueve moderno de esta Ciudad de cuatro cuerpos de altura que tiene la medida superficial de setecientas cuarenta y cuatro y un tercio varas cuadradas y el frente al norte, lindando por su costado derecho al este con casa número setenta y cuatro antiguo y treinta y uno moderno de don Manuel María López, ....”


El primer dato registral de la casa se encuentra en el testamento de don José Sánchez de Madrid y Moreno; 4 de Noviembre de 1778. En 1852 pertenece a don Pedro Martínez, quién realiza en ella “considerables mejoras”. En 1918 Eugenia de la Rocha y Fontecilla vende el inmueble al Banco Hispano Americano, entidad que a finales de los años 60, realiza considerables obras de reestructuración, perdiendo su configuración original y quedando apenas de su antigua estructura muraria la fachada principal, la torre y algunas trazas en la última planta. En 2001 la Asociación “Salus Infirmorum” la adquiere para establecer en ella su nuevo centro de estudios.


El nuevo proyecto de reestructuración rehabilita los elementos originales del antiguo edificio; en fachada se recupera el zócalo de sillares de piedra ostionera y los huecos que en él estuvieron; la torre se vacía para albergar en ella la escalera principal. Se recuperan las antiguas alturas entre suelos, que marcan el orden característico de las fachadas del casco histórico de la ciudad. La distribución vertical vuelve a su orden; baja, entreplanta, principal, alta y azotea. El espacio dejado por las cámaras de seguridad de la entidad bancaria se integra en una planta sótano. Bajo los restos de los suelos de los antiguos aljibes aparecieron restos de época fenicia arcaica, inmediatamente después de restos de época púnica y romana republicana, constatando la importante diferencia entre el nivel del suelo actual y el de entonces.


Las dependencias singulares se ubican en la crujía de fachada y los amplios espacios necesarios para las aulas se ordenan en el interior. La galería, como espacio de tránsito en cada planta, comunica las escaleras y es el distribuidor que discurre a lo largo del nuevo patio, volcado ahora hacia la medianera noroeste.



Se revistieron suelos y zócalos interiores con piedra caliza, dejando el resto de paramentos en color blanco. La madera de roble se empleó en las carpinterías interiores.