Perfil
Cádiz, 1994


La colonia Abarzuza, un grupo de siete hotelitos en hilera proyectados por Antonio Sánchez Esteve a comienzos de la década de los cuarenta, se desarrollaba a lo largo de una calle particular paralela a la Playa de la Victoria que unía las calles Lacy (actual Fernández Ballesteros) y Almadraba (actual Doctor Fleming). Aquella visión modernizadora de casitas cúbicas y puristas que colonizaba los terrenos de la antigua almadraba en la zona de veraneo por excelencia, encontraba su modelo en la ciudad jardín. Con el tiempo, la calle dejaría de ser particular y acabaría tomando el nombre de Manuel de Vierna, y aquella arquitectura racionalista de líneas sencillas y volumetría compacta, fue poco a poco perdiendo su unidad. Aunque con algunas modificaciones respecto al modelo original aún hoy permanecen algunas en pie. 


Desde 1994, la número 9, aloja un Estudio de Arquitectura cuya producción siempre ha querido seguir los mismos principios que guiaron el nacimiento de aquella nueva arquitectura, mediadora entre la tradición y el futuro, que Sánchez Esteve supo introducir con acierto en nuestra ciudad. 


En estos años, han sido ya muchos los arquitectos que han trabajado al abrigo de sus paredes ...